Triunfal tarde de rejones en la plaza de Castellón con todos a hombros

Castellón, 5 de marzo. Segunda de feria. Más de media entrada.

Toros de Fermín Bohórquez, parejos y de buen juego, destacando primero y quinto.

Rui Fernández, oreja y oreja.
Leonardo Hernández, oreja y dos orejas.
Lea Vicens, oreja y oreja.

Este lunes, 5 de marzo, se celebró el segundo festejo de la Feria de la Magdalena 2018. Se lidiaron toros de Fermín Bohórquez, reglamentariamente despuntados, por tratarse de corrida de rejones, para Rui Fernandes (que sustituía al lesionado Andy Cartagena), Leonardo Hernández y Lea Vicens.

Comenzando por el final, el triunfador de la tarde fue Fermín Bohórquez Domecq, pese a no estar activo como rejoneador, ya que lidió una buena corrida de toros que propició el lucimiento de los toreros a caballo. La corrida, correctamente presentada y bastante igualada, con pesos comprendidos entre los 519 y 553 kg. En general, tuvieron movilidad y fijeza en las cabalgaduras, a las que siguieron con cadencia y codicia.

Abrió plaza Rui Fernandes, haciendo gala en sus dos actuaciones del clasicismo del toreo a caballo portugués, intentando citar de frente y quebrando en la cara del toro. Ambas faenas discurrieron con sobriedad y sin grandes alardes, pero con un espíritu animoso por parte del rejoneador. Espectaculares fueron las piruetas en la misma cara del toro con un joven caballo tordo. Cabe destacar su eficacia con el rejón de muerte, especialmente en el primero de la tarde, que cayó fulminado en menos de un minuto y le valió una incontestable oreja.

El segundo de la tarde, cuya lidia correspondió a Leonardo Hernández, parece que se lesionó la mano derecha, tras pisar mal al recibir el rejón de castigo. Pese a ello, aunque algo mermado de facultades, el toro no se rajó y siguió embistiendo. Leonardo hizo una faena de menos a más, viniéndose arriba con lanzadas y las banderillas cortas al violín. También se mostró certero con el rejón de muerte, aunque al segundo intento, y cortó otra oreja.

Lea Vicens mostró su toreo clásico y equitación elegante. Citando de frente, trató de clavar al estribo, prefiriendo pasar en falso antes que clavar las banderillas de cualquier manera. Su caballo Bético, una vez más, demostró porqué es una de sus estrellas de la cuadra, dejándose llegar a los toros con mucha torería. Tras colocar en buen sitio el rejón de muerte, el toro cayó rodado y sin puntilla, recibiendo el premio de una oreja.

La experiencia de Rui Fernandes se notó en el cuarto toro, realizando una faena medida y destacando dos pares de banderillas con un caballo castaño que mira al toro de frente y no rehúye las cercanías. El rejoneador se sintió torero, con detalles como citar al toro mostrándole el forro de su casaca, y se le vió disfrutar de la faena. De nuevo fue certero con el rejón y cortó otra oreja, ganándose la puerta grande.

Leonardo no quiso quedarse atrás y “echó el resto” en el quinto, en otra faena vibrante que tuvo toreo a dos pistas, templando al toro con la grupa de un caballo tordo, banderillas con un caballo de capa diluida con el hierro de Peralta llamado Sol, espectaculares lanzadas y banderillas cortas al violín con otro tordo desde el cual mató de un rejonazo bien colocado y que hizo caer al toro con rapidez. El público pidió las orejas, paseando Leonardo el doble premio por el ruedo acompañado del mayoral de la ganadería de Fermín Bohórquez, que también se encontraba en el callejón y fue felicitado por el rejoneador.

Cerró plaza Lea Vicens, con una faena en la que volvió a mostrar la compenetración con sus caballos y su concepto del toreo a caballo, acompañado de algunos ejercicios de doma. El tordo Bazuka brilló con luz propia al final de la faena. Tras un pinchazo trasero, acertó al segundo intento y volvió a recibir otra oreja.

Finalmente, los tres toreros y el mayoral de la ganadería de Fermín Bohórquez salieron a hombros y el público abandonó los tendidos tras presenciar una tarde de toreo a caballo más que entretenida.   

Cronica de Mercedes Rodriguez

Fotografias de Mateo. Tauroimagenplus