El torero valenciano Román convenció ayer en su actuación en la cuarta corrida de la Feria del café de la localidad colombiana de Manizales

Con trés cuartos de entrada en los tendidos lidiaron toros de Santa Bárbara, bien presentados, con cuajo y seriedad, que tuvieron un juego complicado y no exento de peligro.

El rubio coletudo liceísta de Benimaclet convenció a los aficionados tras una actuación en la que se la jugó sin cuento y en la que a base de exponer y consentir, logró sacar faena a sus dos oponentes. Uno de ellos incluso le volteó, lo que no hizo mella en su decisión. Fue ovacionado tras pasaportar a los dos de su lote.

Compartió cartel con el local Ramsés y el toledano  Álvaro Lorenzo, quienes fueron silenciados tras escuchar sendos avisos.

Cronica Enrique Amat

Foto agencias