Inicio de las XXX jornadas Taurinas de Tarazona de La Mancha

El sábado 26 de enero, en el cine Sanchiz, comenzaron las Jornadas taurinas de Tarazona de la Mancha, que este año han alcanzado su XXX edición, con el título “¡Qué salga el toro!” y bajo la coordinación del periodista albaceteño Emilio Martínez Espada. La organización, desde su primera edición, en 1990, viene corriendo a cargo de la Peña Taurina Tarazona de la Mancha.

A las 12:00 se inauguró una exposición de pintura taurina del pintor albaceteño Juan Miguel Rodríguez Cuesta, junto a una maqueta de la plaza de toros de Tarazona de la Mancha realizada por Benito Serrano.

En un salón abarrotado, a las 20:00 se celebró una charla-coloquio en la que estaban anunciados los ganaderos D. Adolfo Martín y D. Íñigo Gamazo (representante de la ganadería de Raso del Portillo), los matadores de toros Rubén Pinar y Emilio de Justo y el periodista (crítico taurino en el diario Marca) D. Carlos Ilián.

Abrió el acto D. Isidoro Ruiz, como Presidente de la Peña Taurina, dando la bienvenida a los participantes de la mesa y al numeroso público congregado, citando también a los representantes de varias asociaciones allí presentes. Excusa la ausencia del matador de toros Emilio de Justo, debido a un problema de salud.

A continuación, Emilio Martínez presentó a cada uno de los miembros de la mesa, destacando que Rubén Pinar es el único matador triunfador tres veces seguidas de la Feria Albacete. Aludiendo al lema de estas Jornadas, abre el turno de palabra a los invitados.

D. Adolfo Martín comienza diciendo que lo primero es que haya seis toros, “limpios y con el trapío acorde a la plaza”, resaltando que “el toro es el único que puede revitalizar esto” y añadiendo que los toreros deberían abrirse a más ganaderías.

D. Íñigo Gamazo, tras agradecer la invitación, afirmó que todos los matadores se encuentran capacitados para lidiar todo tipo de toros. Prosiguió hablando de la selección, de lo importante que es para su ganadería seleccionar sementales que tomen un número determinado de varas para que luego sus hijos también las tomen en la plaza de toros. Opina que “se está perdiendo selección” y que toda ganadería se puede seleccionar para que sea más brava, o más noble o más dura. Dice que él aún no se considera ganadero, ya que sólo hace 4-5 años que él y su hermano se hicieron cargo de la ganadería y cree que será ganadero en unos 20 años, cuando vea los frutos de su selección.

Rubén Pinar comienza agradeciendo la presencia de tanta gente y manifiesta que puede ser muy enriquecedor para él participar en esta mesa para oír opiniones de ganaderos y aficionados. Muestra su admiración a los ganaderos de «duro» para haber adaptado ese toro al toreo de hoy. De 2018 habla como un año importante aunque le faltó triunfar en Madrid, también destaca Pamplona y su orgullo por triunfar en Albacete.

D. Carlos Ilián, en primer lugar, muestra su sorpresa por tan numerosa concurrencia. Continúa hablando de que en los 50 años que él lleva en la crítica taurina se lleva diciendo «que salga el toro», que no es algo nuevo. Afirma que los toros están hoy mejor presentados y son más serios que en tiempos pretéritos, aunque en detrimento, se ha perdido casta. Insiste en que el toro ha de salir encastado y que ése es el gran problema

Tras esta primera intervención, se le pregunta a D. Adolfo por su selección. Dice el ganadero que su toro siempre ha sido de humillar y eso le ha valido para adaptarse al toreo de hoy, aunque reconoce que se le ha «dulcificado». Manifiesta que él no admite el toro «tonto», pero que el aficionado de hoy no entiende el toro que no embiste y con el que no hay más remedio que doblarse con él y matarlo. Destaca que sus toros no admiten equivocaciones (tirones, enganchones, etc) y hay que hacerles las cosas bien. Del bravo al manso dice que hay muy poca distancia y que una mala selección te echa abajo la ganadería. Sobre las ganaderías, opina que todas son capaces de sacar toros encastados, y pone los ejemplos de Victoriano del Río y Fuente Ymbro como ganaderías de encaste Domecq que son encastadas. Añade que el toro está aprendiendo constantemente y no deben dársele capotazos en exceso, para que luego mantenga esa codicia para tomar la muleta y que no le gustan las faenas muy largas. Finaliza recalcando que hay que, en el toro bravo, hay que buscar la transmisión

D. Íñigo cree que no debe primar la presencia sobre la casta y coincide con D. Adolfo en lo importante que es darles pocos capotazos a los toros para que no aprendan. A la hora de la tienta, comenta que las eralas deben tomar 4-5 varas mínimo y que busca humillación en muleta, recorrido, transmisión, emoción.

Preguntado Rubén Pinar por el tipo de toros que está toreando últimamente, responde que se está sintiendo muy a gusto con Santa Coloma (La Quinta) y Saltillo (Victorino), que son toros que embisten por abajo y transmiten si se les templa. Destaca la faena de Pepe Moral a un Victorino en San Isidro.

D. Carlos Illán cree que hay dos crisis: la inducida por los contrarios a la

tauromaquia (animalismo) que están pagados y la de aficionados (ya que los toros no están en la sociedad). Destaca que el escalafón está también muy envejecido con matadores de 20 – 25 años de alternativa, pero que llevan todos esos años en todos los carteles, no toreando ocasionalmente en sus últimos años como hacían las figuras antiguas. Sentencia, literalmente que “el escalafón está anquilosado”, y que hoy, a los nuevos matadores de toros, les cuesta mucho llegar y que muchos de ellos no empiezan a torear un número importante de festejos hasta que no llevan diez años de alternativa.

A continuación, se abre el turno de preguntas a los aficionados.

La primera pregunta es para D. Íñigo Gamazo, sobre la procedencia de su ganadería (Raso del Portillo). Le responde que el origen está en vacas «comunales» (vacas no seleccionadas que pastaban en la zona), en 1919 se compran vacas de casta navarra, a finales de los 40 de Gamero Cívico y en los años 60 de Santa Coloma. Estima que, actualmente, la sangre de sus vacas es 80-95% Santa Coloma origen Dionisio Rodriguez. Concluye diciendo que nunca se eliminó ganado para introducir animales nuevos, sino que simplemente se fueron añadiendo.

El aficionado D. Javier Lopez Galiacho, que ha participado en algunas jornadas anteriores, toma la palabra para decir que quiere resaltar unas cuantas cosas positivas y otras negativas. Entre las positivas, afirma que Tarazona es el pueblo más taurino de La Mancha, destacando los 30 años de las jornadas taurinas, que “Rubén Pinar es un torerazo” y que por dignidad se mantuvo en el ruedo de Las Ventas con una cornada durante la pasada Feria de Otoño, que D. Adolfo ha reconocido lo de la dulcificación de su ganadería, recuerda al matador Paco Ureña y su faena a Murciano. Tambienresalta la independencia de D. Carlos Ilian a la hora de escribr y cuenta que estuvieron a punto de despedirle del diario Marca .D. Carlos aclara que , en 2016 , pensaron quitar la informacion taurina  de Marca , pero se cambio de direccion  y el nuevo directorrecordo que Marca tiene informacion taurina desde 1938

Sobre lo negativo habló de la destaurinización de la sociedad actual, de lo necesario que es un toro con emoción y se pregunta porqué a Rubén Pinar no lo llaman para torear más. También habla de la falta de novilladas. Para terminar afirma que “estamos en un momento crítico y necesitamos toro con emoción”

Un aficionado interviene diciendo que, en estos momentos, Tarazona de la Mancha tiene 8 novilleros en la E T de Albacete y sugiere que se les debería haber tenido en cuenta para estas jornadas, nombrándoles, al menos, y dándoles algún tipo de apoyo por parte de la Peña Taurina

Otro aficionado pregunta a Rubén Pinar: ¿cómo se explica que un torero como Pepe Moral, que después de triunfar en 2018, tenga que arrancar temporada matando Miura? ¿Qué le espera después? Pinar responde que lo ve complicado, y que probablemente, este torero tendrá que seguir igual, matando ese tipo de corridas, a menos que salga por la puerta grande de Madrid

Se le pregunta al Sr. Ilián sobre el sorteo de la próxima feria de San Isidro, para que los toreros no elijan ganadería, sino que éstas se sorteen, respondiendo que le parece interesante, aunque los sorteos sean «condicionados»

Llegado este punto, D. Adolfo opina que las corridas «duras», a los toreros capacitados les lanzan y dan prestigio. Recuerda que el matador de toros Emilio de Justo ha estado los once años posteriores a su alternativa toreando una o dos corridas al año, pero que ha estado continuamente tentando en Victorino Martín, por lo que ha adquirido oficio y por eso ha triunfado cuando ha tenido oportunidades, especialmente en Francia. A lo que añade que la diferencia con Francia, reside en que los festejos los suelen organizar comisiones y, “si triunfas, repites”

D. Manuel García, aficionado y durante muchos años Director de la Banda Musical de Pozohondo, que tocaba en la plaza de toros de Albacete, pregunta qué es casta y qué bravura. D. Adolfo Martín le responde que casta es arrancarse con emoción, transmitir peligro al tendido, la chispa y que puede haber bravura descastada, que es la del toro que embiste sin emoción. D. Íñigo opina que la casta es parte de la bravura, que “no es blanco ni negro” y que por eso hay mansos encastados que crean emoción y toros bravos sin casta, que son los sosos. Rubén Pinar opina que hay toros bravos sin raza, sin codicia, que aburren y que el que transmite es el bravo encastado

Tras finalizar el tiempo de preguntas, se entregó a los intervinientes un recuerdo con el logotipo de la Peña Taurina de Tarazona de la Mancha. A continuación, se celebró un acto de Hermanamiento con la Peña Cultural de Íscar, intercambiándose sendas placas las dos Peñas. Y, también, se aprovechó para la entrega a Rubén Pinar del Trofeo Pedrés 2017 que concede la “Asociación Cultural Albacete en Madrid”.

 Cronica de Mercedes Rodriguez

Fotografia de Mercedes Rodriguez