NACE NARANJAS TAURINAS

Desde hace décadas, el sector citrícola ha tenido un importante peso económico en lo que hoy conocemos como Comunidad Valenciana. Este sector ha sido el motor de muchas comarcas en las provincias de Castellón y Valencia, creando una importante industria envasadora en torno a la producción citrícola.

A lo largo de los años, la citricultura valenciana y su industria asociada han ido evolucionando junto a la sociedad y se han implantado nuevas técnicas de cultivo, destacando la conversión de los riegos tradicionales en riegos localizados por goteo, que permiten optimizar el uso del agua, y la introducción de nuevas variedades. En la construcción de las naves envasadoras se han realizado fuertes inversiones en nuevos materiales para garantizar la seguridad y sanidad alimentaria de los cítricos, en equipos frigoríficos, etc.

A la fuerte tradición exportadora de la citricultura valenciana, se une ahora una nueva vía: la venta directa. La venta directa permite al consumidor contactar con el productor y comprarle directamente los alimentos que, sin pasar por intermediarios, llegarán a su casa: “del campo a la mesa”. Esta venta directa que tradicionalmente realizaban los productores en los mercados físicos locales ha sufrido una revolución gracias a las nuevas tecnologías. Ahora, internet permite comprar fácil, rápida y cómodamente a los agricultores a través de un ordenador o de un teléfono móvil.

Recientemente, hemos tenido conocimiento de la aparición de una nueva marca “NARANJAS TAURINAS”, de la familia Silvestre Vilar, citricultores desde hace varias generaciones, que han querido unir a su tradición agrícola su pasión por la tauromaquia. Así ha nacido su marca “NARANJAS TAURINAS”, las naranjas de la gente del toro. Sus plantaciones se ubican en la comarca de La Plana Baixa, en los términos municipales de Vila-real, Borriana y Les Alqueries, zona que reúne las condiciones de clima y suelo óptimas para el cultivo de cítricos. La dedicación de esta familia a sus árboles hace que sus naranjas y mandarinas se recolecten en el punto necesario de madurez y contenidos en azúcar y vitaminas y ofrecer un producto saludable y de gran calidad.

Una vez recibido el pedido en “NARANJAS TAURINAS”, se recolecta la fruta y es enviada a casa en 24 horas. Al saltarse el paso del comerciante-distribuidor, las naranjas y mandarinas son frescas y no reciben tratamientos artificiales para su coloración, conservación y maduración. El consumidor recibe cítricos 100% naturales y el agricultor percibe unos precios justos por su trabajo. De este modo, se contribuye a la sostenibilidad y pervivencia del mundo rural.

Los pedidos se pueden realizar en la web  https://naranjastaurinas.com/  y a través de las principales redes sociales:

Facebook:  https://www.facebook.com/NaranjasTaurinas

Instagram: @naranjastaurinas

Twitter: @NaranjasTaurina

Ilustraciones: cedidas por NARANJAS TAURINAS

Texto: Mercedes Rodríguez