El matador de toros valenciano Román cortó una oreja en su actuación de ayer domingo en la plaza mexicana de Aguascalientes.

 

El rubio coletudo liceísta de Benimaclet cortó una oreja del sexto de la tarde, que como sus hermanos lucía el legendario hierro de Piedra Negras. Alternó con los locales Fabián Barba, cuyo balance fue palmas y silencio y Fermín Rivera, saludó una ovación tras pasaportar al segundo y fue silenciado en el quinto.

El primero de la tarde saltó al callejón y cogió al fotógrafo taurino Armando Landín, que sufre una herida de 18 centímetros en la cabeza, en la zona parietal derecha, otra en forma de V de 50 centímetros en el costado derecho, debajo de la axila, y fractura expuesta de la tibia y peroné de la pierna derecha. Fue estabilizado en la enfermería de la plaza de toros y trasladado al Hospital Hidalgo.

Román tiene dos actuaciones en la feria de San Isidro de Madrid, y en junio está anunciado en las ferias de Alicante, Burgos y Soria.

Texto Enrique Amat

Fotografia de : Ntr Toros