Manuel Jesús El Cid y Javier Núñez, titular de la ganadería de La Palmosilla cierran el ciclo de la XXXVIII Semana Cultural del Club Taurino de Foios

Ayer concluyó , en un acto celebrado en la Casa de la Cultura de Foios, que estuvo presidido por el alcalde de la ciudad Sergio Ruiz, el matador de torosVicente Ruiz El Soro y el presidente del Club Taurino de Foios Miguel Lázaro. El amplio salón que albergó el evento se llenó hasta las banderas de aficionados y publico.

Los protagonistas de la noche fueron  el matador de toros sevillano Manuel Jesús El Cid y Javier Núñez, titular de la ganadería de La Palmosilla. Presentó el acto el crítico taurino Eduardo Osca, y moderaron el coloquio con los invitados Enrique Amat y Paco Delgado.
El Cid, quien afronta la temporada de su despedida de la profesión, aseguró sentirse un privilegiado por la trayectoria que ha tenido en los ruedos. “A lo largo de estos años se han cumplido con creces mis sueños. Yo, al principio, tenía como objetivo torear como novillero en todas las plazas importantes. Y logré hacerlo en muchas de ellas. Luego, me parecía un sueño poder tomar la alternativa en la plaza de toros de Madrid, y así lo hice. Y más tarde tuve el privilegio de poder estar presente en todas las ferias importantes de España, Francia y Sudamérica durante muchos años. En esta maravillosa profesión, la oportunidad llega para todos, pero te tiene que coger preparado. Y tienes que enfrentarte a un toro, que te hace pasar muy buenos y también algunos malos momentos. Cuajar un toro es una de las cosas más grandes que hay, una sensación irrepetible. Ahora ha llegado el momento de irme de las plazas. Cuando todavía estoy bien y tengo cosas que decir. Aunque yo nunca dejaré de ser torero y seguiré vinculando a este maravilloso mundo de la tauromaquia.”
En cuanto a Javier Núñez, representante de la ganadería de La Palmosilla, se refirió a que en esta profesión no se está para ganar dinero, si bien la existencia de provincias como la de Valencia y localidades como la de Foios ayudan mucho a los ganaderos a poder vender sus animales con la proliferación de los festejos populares. En cuanto a su mentalidad  como ganadero aseguró: “Yo intento crear el tipo de toro que a mí me gusta. Aunque hay que tener en cuenta los gustos de ganaderos, toreros y público, a mí eso no me influye. Yo quiero crear el toro que me interesa Como ganadero y como aficionado. Sobre todo, el presidido por la bravura. En mi ganadería hay una mezcla entre el encaste Domecq y el encaste Núñez. Y yo intento extraer lo mejor de cada uno de ellos. Yo, en los tentaderos, tiendo a exigir al máximo los animales, que se empleen a fondo, y de hecho alguno se ha muerto derrochando bravura durante la tienta. Este año, Enrique Ponce indultó un toro mio en Sanlúcar de Barrameda, y me aseguró que fue uno de los toros más bravos y exigentes que ha lidiado esta temporada.”
También tomó parte en el coloquio el magistrado y escritor taurino don Mariano Tomás Benítez, quien alabó la organización de esta semana cultural del Club Taurino de Foios. Y defendió asimismo: “La grandeza de esta fiesta que es la tauromaquia, a la cual un malentendido animalismo y un evidente anti españolismo quieren atacar, sobre todo desde el desconocimiento y desde la ignorancia. Porque el enfrentamiento entre el hombre y el toro es algo grande, un espectáculo inigualable que ha sido capaz de atraer a grandes intelectuales.
El evento comenzó con homenajes del Club Taurino de Foios a diversas personalidades. Cada uno de ellos estuvo precedido de un video alusivo al personaje, elaborado por Eva Rogel. Entre ellos, al matador de toros inglés Frank Evans, a quien El Soro dio la alternativa en la plaza de toros de Chillón, y quien tuvo en sus comienzos grandes vinculaciones con Foios, donde incluso estuvo residiendo durante algún tiempo. Ese autor del libro “El ultimo torero británico”, una sugestiva autobiografía sobre toda su trayectoria vital y taurina.
Asimismo fueron homenajeados el matador de toros Vicente Luis Murcia, el que fuera novillero en los años sesenta Manuel Méndez y  los alumnos de la escuela de tauromaquia de Valencia Miguel Senent Miguelito y Borja Collado, estos con motivo de su debut con picadores en la pasada feria taurina de Algemesí. Y también hubo uno a título  póstumo a Martín Redón con motivo de su labor a lo largo de más de 50 años en el equipo médico de la plaza de toros de Valencia, habiendo figurado en los equipos dirigidos por el doctor Felipe de Luz, José María Aragón y ahora Cristobal Zaragoza. El galardón lo recibieron su viuda y sus hijos, quienes agradecieron con unas emocionadas, emocionante y sentidas palabras este recuerdo.
A todos ellos y a los intervinientes en el acto, se les entregó una magnífica escultura del artista de Meliana Rafa Mir.
Por su parte, Paco Delgado, director de Avance Taurino, distinguió en nombre de este portal a Vicente Ruiz el Soro en reconocimiento por haber sido uno de los protagonistas de lo que sucedió en el toreo en los primeros 25 años de existencia de Avance Taurino.
Cronica de Enrique Amat
Fotografias de Mateo.Tauroimagenplus