El alumno de la Escuela de tauromaquia de Valencia Joan Marín fue ovacionado en su actuación del pasado sábado 3 de octubre en la plaza de toros de Sanlúcar de Barrameda.  
Marín sobresalió manejando el capote con gusto y templanza en los dos de su lote, y. luego muleteó con cadencia, sentido de la colocación y templanza, en dos trabajos bien construidos e interpretados, que no tuvieron mayores recompensas por sus desaciertos con las armas toricidas. Incluso se sobrepuso a una fuerte voltereta que le dió el cuarto de la tarde.
El coso de El Pino registró una gran entrada, con un lleno del aforo permitido. Se lidiaron novillos de Chamaco, bien presentados, nobles y de juego variado y algo desigual. Marín alternó con Victor Barroso, quien se llevó cuatro orejas en el esportón y Germán Vidal “El Melli”, cuyo balance fue de tres orejas. 

Crónica de Enrique Amat

Fotografia . Agencias