FIN DE LAS CLASES PRÁCTICAS DEL MES DE MAYO EN ALBACETE

En la mañana de este domingo, día 19, se ha celebrado la última de las seis clases prácticas programadas para este mes de mayo en Albacete. En ella han intervenido los seis novilleros de la Escuela Taurina de Albacete que se han considerado triunfadores de las cinco clases anteriores.

 

Los erales lidiados pertenecían a “Ganadería Martín Carrasco y María Mercado”, desiguales de presentación, todos ellos con la nobleza en común, destacando por su comportamiento segundo, tercero y quinto.

 

De justa presentación del primer eral, fue recibido por Mario Honrubia (de Tarazona de la Mancha) con unas verónicas de manos bajas. En el quite de Alberto Garijo ya quedó en evidencia la blandura del animal, condicionando la faena de muleta. Mario Honrubia se lo llevó a los medios y allí fue desgranando los derechazos uno a uno, con la muleta a media altura, la cual tomaba con prontitud. El novillero supo darle su tiempo entre tanda y tanda, por lo que, conforme avanzó la faena, el eral se fue viniendo arriba, embistiendo con nobleza y mucha fijeza. También participaron en la lidia los alumnos Rubén Cortés y Mario Ruipérez, el primero dejando constancia de su toreo con clase y el segundo toreando largo y con el compás abierto. Tras unos ayudados por alto, Mario Honrubia entró a matar y, tras varios pinchazos en buen sitio, obtuvo una estocada entera al encuentro. Fue premiado con una oreja, que paseó junto a sus compañeros de escuela y paisanos.

El segundo eral, que parecía mejor presentado que el primero, por ser más zancudo, fue lanceado por Alberto Garijo con verónicas de mucho sabor, de manos bajas, templadas y lentas. Comienza la faena de muleta pasándolo por alto, haciéndole romper hacia delante. El novillo se acuesta por el pitón derecho y el novillero se pasa pronto a la mano izquierda. Lo cita al natural con la muleta muy adelantada y planchada, engancha la embestida y se lo trae muy toreado, llevándolo hasta detrás de la cadera. Su compañero Álvaro Castillo sale a dar unos naturales muy sentidos y que calan en el tendido. Finalizó Alberto su faena por manoletinas y tras tirarse a matar con toda la verdad por delante cobró una estocada entera al segundo intento, pese a lo cual necesitó de varios golpes de descabello. Cortó dos orejas, que paseó acompañado de Álvaro Castillo. 

Subió la presentación en el tercero, más largo y cuajado que los dos anteriores. Embistió con prontitud al capote de Manuel Caballero, que lo recibió con templadas verónicas con las piernas flexionadas, rematando con una media llena de torería. Toreando al alimón con Samuel Navalón, realizaron un vistoso quite, que fue muy aplaudido. Inició el muleteo con la mano derecha, con los pies asentados con firmeza sobre la arena. Como hace una semana, el novillero mostró su concepto de toreo templado y de mano baja, destacando al natural, trazando largos muletazos. Nicolás Cortijo y otro compañero de Escuela también pudieron disfrutar de la noble embestida del animal, dando varias tandas de muletazos muy sentidos, largos y templados. Volvió Manuel Caballero a poner de manifiesto su seguridad ante la cara del animal, con dos circulares por la espalda. Tras una primera estocada defectuosa, volvió a tirarse a matar, consiguiendo una estocada ligeramente atravesada, precisando de dos golpes de descabello. Fue premiado con las dos orejas, que paseó junto a sus dos compañeros de escuela.

El bien presentado cuarto de la mañana salió muy suelto. Lo recibió Samuel Navalón con una larga cambiada de rodillas en el tercio, para estirarse a continuación con él en unas verónicas plenas de empaque y temple. Inició su muleteo citando al novillo de lejos, embistiendo éste con prontitud y alegría.  Lo toreó Samuel por ambos pitones, con los pies firmes, encajado de riñones y mucho temple, pero el novillo se fue viniendo abajo conforme avanzaba la faena. Salió Gabriel Segura a dar unas tandas y, en el primer cite, resultó arrollado por el eral. Se levantó sin mirarse y volvió a la cara del animal para torearlo con mucho desparpajo y valentía. Finalizó Samuel Navalón su faena por manoletinas y, tras un pinchazo, consiguió una estocada entera que le valió las dos orejas que paseó en compañía de Gabriel Segura.

En quinto lugar salió el eral con mejor presentación de la mañana. Lo lanceó Antonio Marcos con mucha voluntad. Inició la faena de muleta doblándose por abajo con el novillo y siendo molestado por el viento. Aprovechó el buen tranco del animal para realizar un toreo de mucha transmisión al tendido, citando de lejos al eral y llevándolo toreado con la mano baja.  Alejandro González y otro compañero dieron unas tandas por ambas manos con mucho gusto y temple. Retomó la faena Antonio Marcos para cuadrar al novillo y, tras un pinchazo hondo, consiguió una estocada ligeramente atravesada que fue suficiente para matarlo y cortar las dos orejas que paseó junto a sus dos compañeros de escuela.

Cerró la mañana y este ciclo de clases prácticas Miguel Cortes, con otro eral justo de presentación. Trató de sujetarlo con el capote por verónicas con una vistosa revolera de remate. Abrió su muleteo doblándose con el novillo por la derecha sin tratar de obligarlo. Cambió pronto a la mano izquierda, donde consiguió naturales hondos. También sacó buenos derechazos, citando con la muleta abajo y enroscándose al eral a la cintura. Gabriel Segura y otro compañero pudieron dar algunas tandas antes de que Miguel Cortés se tirara a matar de una estocada entera al primer intento, que le valió las dos orejas. Dio la vuelta al ruedo junto a sus dos compañeros.

Nota: la finalidad de este ciclo de clases prácticas era que los alumnos más nuevos de la Escuela Taurina de Albacete y representantes de otras catorce escuelas pudieran torear, por lo que no se proclamó triunfador. 

Cronica y Fotografias de Mercedes Rodriguez