Feria de Albacete: cuando falla la base

La siempre fiel afición de Albacete, que ya procuró grandes entradas en las dos iniciales funciones de la feria, no defraudó en el primero de los carteles estrella incluido en el abono, y al reclamo de las figuras la plaza registró un lleno aparente.

El cartel, desde luego, lo merecía. Enrique Ponce, que tras Dámaso es el matador que más veces ha actuado en esta plaza, y que toreó sustituyendo al lesionado Roca Rey, El Juli, torero también de larga, triunfal y brillante ejecutoria en este coso, con un indulto incluido, y Álvaro Lorenzo, uno de los nuevos valores que más alto apunta. Y, además, con toros de la tierra, de Daniel Ruiz, que en su palmarés cuenta con hasta tres indultos en este ruedo. Pero en esta ocasión, sin embargo, no salieron las cosas como esperaba. Lidió un encierro de desigual presentación, siempre con seriedad, eso sí, pero sin entrega y sin acabar de romper, desluciendo en buena medida el espectáculo.

El tercero fue el más claro y con él Álvaro Lorenzo, dosificando muy bien sus fuerzas y llevándole a media altura, sacó una faena inteligente y muy bien estructurada que finalizó metido entre los pitones para amarrar la primera oreja del festejo.

El sexto derribó al caballo y le hirió de gravedad en el cuello. Luego llegó gazapón a la muleta, siempre con la cara alta y revolviéndose con presteza. Muy complicado y sin dejar a su matador más opción que la de estar valiente y pundonoroso.

La otra oreja fue para Enrique Ponce, tras sacar todo lo que tuvo el cuarto, al que pareció meter en el engaño pero sin llegar el astado a responder a las exigencias del torero valenciano. Su primero se quedó corto enseguida y acabó parándose. Además le molestó mucho el viento.

El sobrero que hizo segundo humilló de salida y empujó en varas, dejando que El Juli se luciese en las dos primeras series sobre la derecha. Pero a partir de ese momento el animal rehusó la pelea y ya no hubo caso. Y de parecida factura fue su segunda faena. De más a menos y poniendo el torero la emoción que le faltó a un toro que no tuvo especial empuje.

Ficha del festejo:

Albacete. Tercera de la feria. Se lidiaron toros de Daniel Ruiz, el segundo como sobrero, desiguales de presentación aunque de gran seriedad en conjunto y poco juego. Casi lleno.

Enrique Ponce, de burdeos y oro, tres pinchazos, estocada, aviso (silencio); estocada entera (oreja).

El Juli, de nazareno y oro, media estocada, descabello (silencio); pinchazo, entera, dos descabellos, aviso (ovación).

Álvaro Lorenzo, de siena y oro, estocada entera, aviso (oreja); pinchazo (palmas).

De las cuadrillas destacaron Mariano de la Viña y Andrés Revuelta.

Crónica de Paco Delgado de Avance Taurino

fotografias de Mercedes Rodriguez