El Foro Taurino del Casino de Agricultura de Valencia fue marco de la presentación del libro titulado “Qué sabrás tú de toros. 365 preguntas que todo aficionado se ha hecho alguna vez”, editado por El Paseíllo en Sevilla y del que es autor el conocido periodista y crítico taurino madrileño Federico Arnás.

Intervinieron en el acto el propio Arnás, autor del libro, así como el Javier Vázquez matador de toros, quien presentó al autor y Enrique Amat, director del Foro Taurino del Casino de Agricultura de Valencia.

La sala del Casino de Agricultura se llenó de aficionados, profesionales y gente del mundo de los toros. Entre los asistentes se encontraban matadores de toros como Vicente Ruiz El Soro, Manolo Carrión y Vicente Luis Murcia. El director de Asuntos Taurinos de la Diputación de Valencia Toni Gázquez. El veterinario, Gerardo Rojo, el presidente de la plaza de toros de Valencia Luis Maicas, acompañado por Vicente Albir y el jefe del equipo médico de la plaza de Valencia Cristóbal Zaragoza. No faltaron los periodistas Rafa Carrión, Paco Villaverde, Salvador Ferrer, Ángel Berlanga, Paco Delgado, los hermanos Mateo, Maite Torrente y Eva Rogel, así como el empresario Javier Tomás con su esposa Soledad, la economista Amparo Pérez y el escritor Marcos Garcia.

Asimismo, estaba entre los asistentes Jose Francisco Ivars Castelló, historiador y crítico de arte y miembro de la Real Maestranza de Caballería de Valencia, quien anunció la celebración del ciclo taurino en su institución. También otros Ilustres aficionados como el doctor Rafael Roca acompañado de María de los Ángeles López, Miguel Franch de Algemesí, Nicasio Jiménez del Ateneo Mercantil, Mario Hernández y el escultor Rafa Mir.  

Arnás habló de la génesis de su obra.  “Surgió durante la pandemia, cuando pude aprovechar esos momentos en los que, por las circunstancias, disponíamos de más tiempo para inventariar la biblioteca. Me encontré con libros ya leídos y otros que solamente había hojeado. Y durante esta labor, fui descubriendo curiosidades, píldoras, cosas que no sabía realmente si eran o no verdad. Me llevó dos años y medio de trabajo, ya que buscando un dato encontraba otro y de esta forma se iban enlazando unas con otras. Porque al final es un viaje en doble sentido. Yo mismo iba teniendo dudas y tenía que contrastar la veracidad de lo que iba viendo. Es un reto para el lector, como lo fue para mí. Porque hay muchas cosas que no conocía. El mundo de los toros es tan extenso, que no se acaba nunca. Me he dado cuenta que ahora se más, pero también de lo mucho que me falta por saber.”

El autor prosiguió: “El libro es un reto para los aficionados. Casi un compromiso, para que se den cuenta de lo que realmente saben de toros. Es algo simbólico. El aficionado siempre se está preguntando por cosas de toros. El libro consta de once capítulos: el torero, el toro, las plazas de toros, Las Ventas, Sevilla, los reglamentos y normativas, los toros en la cultura, los toros en el periodismo y la comunicación, el rejoneo, los toros fuera de España y el último, “de todo un poco”Este último capítulo es una especie de cajón de sastre. En ellos se trata de recoger una serie de píldoras de la historia de la tauromaquia menos conocidas por el gran público. Cada pregunta tiene tres posibilidades de respuesta, porque el número tres tiene algo de cabalístico en la tauromaquia. Como hay tres toreros en el cartel. La lidia se divide en tres tercios, tres son las zonas del ruedo, tres las categorías profesionales, tres banderilleros tiene cada cuadrilla, tres las zonas de tendidos (sombra, sol y sombra y sol). Se ponen tres pares de banderillas, se dan tres avisos, hacen faltan tres orejas para salir a hombros por la Puerta del Príncipe de Sevilla, en tres continentes se celebran festejos taurinos (Europa, América y África, porque ahí está Melilla), incluso está el pase del tres en uno.”

En su magnífica y brillante exposición, Federico también aseguró que: “Al libro se le puede considerar un trivial taurino, con el que uno puede plantearse el reto de leer y contestar una pregunta cada día. Y al cabo del año, habrá completado una notable formación taurinaEs un trivial, pero que no es trivialEl libro es fácil de coger y soltar, no es un relato. No tiene una estructura que haya que seguir de principio a fin. Suma diversos compartimentos del toreo. Es una obra más bien de consulta y para tener a mano. Y luego, cuenta con dibujos de un pintor tan importante como mi hermano, Vicente Arnás. Él ha sido el autor de la portada y de los cuadros que ilustran el inicio de cada capítulo. Es un libro vivo, porque los aficionados que vienen a las presentaciones te cuentan cosas. Te descubren matices que igual no habías tenido en cuenta. Tanto es así que, entre la primera y la cuarta edición, ya he hecho alguna modificación y aclarado algunos datos que figuraban en la primera para tratar de ser lo más fiel a la historia. Con la convivencia y el trato con los lectores, estos me hacen incorporar o ampliar muchas cosas nuevas. Y es que, en definitiva, dudar es bueno para luego poder saber más”.

Al final del acto se le entregó por parte del Foro Taurino un recuerdo. Una escultura con el anagrama del mismo,

obra del artista de Meliana Rafa Mir

Cronica de Enrique Amat

ResponderResponder a todosReenviarAñadir reacción