ENCERRONA DE RUBÉN PINAR EN ALBACETE

De blanco y plata, con tres cuartos de plaza, realizaba el paseíllo, en solitario, Rubén Pinar en Albacete el día 8 de septiembre de 2019.

Desde 2003, con Manuel Caballero, ningún torero había vuelto a encerrarse en Albacete con seis toros. El cartel se había presentado el 21 de agosto en la propia plaza de toros de Albacete, declarando el torero en ese acto que quería hacer algo especial para celebrar su décima temporada como matador de toros (tomó la alternativa en Nimes el 21 de septiembre de 2008), agradeciendo así a sus paisanos el apoyo que siempre le habían dado. Rubén Pinar, además de la responsabilidad de enfrentarse ante seis toros de diferentes ganaderías, tenía el reto de haber salido a hombros, consecutivamente, las siete tardes anteriores y ser el triunfador de la Feria Taurina de Albacete los últimos tres años.

Rubén Pinar se entregó desde el primer momento de la corrida, recibiendo a portagayola al primero de la tarde, un toro de la ganadería de “La Reina” que, al final de la Feria, recibió el Premio al Mejor Toro. A lo largo del festejo, el torero trató de mostrar variedad en el torero de capote, con verónicas, chicuelinas, tafalleras, delantales, tijerillas, saltilleras. Con la muleta impuso su poder y temple a todos los toros y fue bastante certero con la espada. Y, una vez más, Rubén Pinar volvía a salir en hombros por la puerta grande de su plaza.

Ficha del festejo: Seis toros, cada uno de una ganadería, siendo éstas, por orden de lidia, “La Reina”, “Alcurrucén”, D. Domingo Hernández, D. Victorino Martín, “El Tajo” y D. Daniel Ruiz, desiguales de presencia y juego.

Rubén Pinar: una oreja con petición de la segunda, palmas, ovación, una oreja, una oreja con fuerte petición de la segunda y dos vueltas al ruedo, y una oreja.

Crónica Mercedes Rodríguez

Fotografías Mercedes Rodríguez