El novillero murciano Jorge Martínez, a quien apodera Gregorio de Jesús, formará parte del elenco de los 60 alumnos que van a participar en una promoción para jóvenes toreros que se desarrollará en el Centro de Alto Rendimiento para Toreros y que comenzará el próximo día 1 de marzo en México.

El torero jerezano Juan José Padilla será el Director de este centro en un proyecto que, a lo largo de 60 días, tiene como objetivo apoyar a los jóvenes toreros. De ellos, seis novilleros serán los elegidos para torear en plazas de todo el mundo. En el equipo docente Juan José Padilla también tendrá la colaboración del espada murciano Emilio Serna. Junto a Juan José

Padilla, maestros altamente calificados evaluarán sus aptitudes artísticas, valor, resistencia, actitud ante los retos, así como su perfil emocional y conocimiento de la tauromaquia, Además, grandes figuras del toreo y personajes relevantes del mundo taurino acompañaran a los maestros impartiendo clínics y conferencias para seguir el proceso de los aspirantes.  Y también se tendrán clases de Cultura e Historia Taurina. 

El proyecto está liderado por  Casa Toreros, los ganaderos Pablo Moreno y Juan Pablo Corona, en colaboración con algunos empresarios y ganaderos, quienes comprometidos con el futuro de la fiesta, buscan apoyar a los jóvenes a cumplir su sueño y dignificar la profesión.

En el mismo se han seleccionado a un total de 60 aspirantes de diferentes nacionalidades para que puedan asistir a un Centro de Alto Rendimiento, donde se formarán durante dos meses en distintas ganaderías, en las cuales tendrán una serie de pruebas buscando su formación personal y profesional. Los aspirantes se irán descalificando hasta llegar a los finalistas que tendrán como recompensa el verse anunciados en novilladas en algunas de las mejores plazas del mundo.

Esta experiencia será transmitida por varios medios de comunicación como lo son la televisión y redes sociales, en un programa llamado Vivir como torero con el propósito de que la afición taurina pueda conocer de primera mano todo el sacrificio y el esfuerzo de los que serán las próximas figuras del toreo.

Crónica de Enrique Amat

Fotografia Archivo Agencias