El Ayuntamiento de Albacete está confeccionando un nuevo pliego de condiciones para gestionar la plaza de toros que flexibilice el contrato y haga que los festejos sean viables mientras dure la pandemia, según informa La Tribuna de Albacete.

Después de haber declarado desierto el concurso de explotación tras haber sido retirada la única propuesta de Reyma Taurino, el Consistorio trabaja para redactar un texto que recoja la situación excepcional por la que atraviesa el país con el fin de adjudicar el coso a una empresa solvente que organice festejos viablemente económicos. Así lo explica el alcalde de Albacete, Vicente Casañ, al citado diario:

‘Llevamos ya un par de semanas hablando con los responsables de los servicios de Contratación y Asuntos Taurinos y de lo que se trata es de que a primeros de febrero tengamos el nuevo pliego. Incluiremos cláusulas con las que se contemple las peculiaridades del momento que vivimos para lograr un pliego versátil. Aspiramos a que la plaza de toros de Albacete, a pesar de la incertidumbre de esta etapa que vivimos, caiga en manos de una empresa solvente que garantice el éxito de los festejos que aquí se celebren cuando sea posible. Se trata de combinar la defensa de la afición con una adaptación al difícil momento empresarial que vive la fiesta de los toros debido al Covid-19’, afirma el primer edil.

Así, el alcalde asegura que el Ayuntamiento prepara un pliego que flexibilice la aplicación del contrato mientras dure la pandemia y que cuando ésta desaparezca ese mismo contrato también sirva para circunstancias normales: ‘El pliego es de tres años más dos prórrogas de un año cada una, que es la duración que ha tenido en las últimas adjudicaciones, y la cuestión es que mientras dure el Covid o las consecuencias del Covid, el Ayuntamiento de Albacete se acoplará a las circunstancias del momento, es decir, mientras haya Covid o consecuencias del mismo, habrá una cláusula que flexibilice la aplicación del contrato’.

‘Si dentro de un año, no existe ya Covid, el contrato nos debe servir para circunstancias normales, porque hemos estado pensando en hacer algo especial para estos momentos y luego otra adjudicación con situación normalizada, pero al final hemos visto que lo que hay que hacer es adjudicar la plaza a una empresa con la garantía de que la va a tener los años posteriores, pero repito, que mientras haya Covid o consecuencias del Covid, el Ayuntamiento debe flexibilizar el contrato para poder dar espectáculos taurinos que sean viables, la empresa se encuentre cómoda y la afición defendida’.

La intención de los técnicos del Consistorio es que el nuevo pliego esté listo la semana que viene.

Crónica Agencias

Fotografia de Mercedes Rodriguez