Dura segunda Prueba en el Bolsin Ciudad Rodrigo. La ganadería cacereña de El Cubo ha sido el lugar elegido contra la lluvia para celebrar la segunda tienta clasificatoria del Bolsín de Ciudad Rodrigo. La plaza cubierta facilitó el evento tras las lluvias que anularon la cita pendiente con reses de Adolfo Martín. Un tentadero exigente en varas y complicado con desigualdad en las reses desde la muy difícil tercera a la imposible sexta.

PRIMERA VACA

David Escudero arrancó con más revoluciones de las debidas. Al natural ligó en línea algo más templado pero con un camino por seguir largo.

José Manuel Romero puso un punto más de calma citando de largo y sin apretar. Al natural faltó más acople y la vaca acusó falta de mimo.

Raúl Aznar estuvo muy bien toreando a favor de la vaca con conceptos y temples adecuados. Estuvo firme en todo momento y al natural apostó por llevar larga a la res.

Diego García apostó por torear de uno en uno al natural dando el frente y sin exigir mucho al animal. Labor correcta y con oficio.

SEGUNDA VACA

Rubén Blázquez tuvo una labor de oficio y siempre a favor de la res de El Cubo. Una labor fácil que debe encaminarlo con soltura para la siguiente fase.

Manuel Martín su labor fue de menos a más a medida que se fue ajustando a las bondades de su enemiga. Merece la pena ver si cuaja su idea bonita de toreo al natural.

Santiago Espín con una vaca más rajada mostró tranquilidad en su trasteo pero sin terminar de encontrar la vuelta a la faena.

Jesús Moreno también intentó mostrar una idea de toreo erguido que no cuajó con la de El Cubo manseando.

TERCERA VACA

Juan Manuel Algaba sufrió al ver como su falta de oficio no le ayudaba a hacer frente a un animal complicado. Muy castigada en varas, la vaca se orientó y Juan Manuel pasó momentos de peligro. Al cerrarse el turno volvió sin acierto.

Raphael Laurent mostró mucho oficio mandando sobre la vaca. Era imposible ligar con templanza pero el galo sí dejó constancia de su oficio, algo que debe hacerle avanzar.

Aarón salió con mucha tranquilidad y las ideas claras. Mostró a la vaca por ambas manos enseñando concepto y personalidad. Por el derecho mandó con solvencia y por el izquierdo dejó un par de naturales de buen corte afeados por un par de enganchones. Cerró con limpieza por la mano derecha quedando por encima de una vaca complicada.

Luis Alejandro Enciso no pudo seguir la línea de sus dos anteriores compañeros y acusó falta de oficio junto al sentido más desarrollado de una vaca muy difícil ya.

Ángel Moreno salió a pelearse con la idea de un toreo quieto que tornó a guerrero ante una vaca muy parada

CUARTA VACA

Iván Valares pecó de un exceso de academicismo sucediendo los pases con poco brillo. El natural ceñido y lento que pegó debe ser la nota a seguir.

Javier Poley logró acabar con limpieza un trasteo poco limpio y enganchado en el que la vaca pudo verle más de la cuenta y embarullar todo.

Pablo Sánchez fue de menos a más con un toreo que arrancó enganchado pero que dejó la nota a seguir de un templado pase de pecho.

Alejandro Núñez no se acopló con un toreo en el que abundaron en exceso la brusquedad y los tirones

QUINTA VACA

Miguel Polope mostró un concepto de enorme tranquilidad y mucha limpieza. Ni un pase brusco, todo adecuado y con generosidad a la hora de no recortar y sí enseñar a la vaca. Muy bien.

Pablo Polo quiso mostrarse distinto y eso es lo que debe valorarse. Se embarulló más fruto de un oficio que debe crecer.

Estrella Magán mostró muchas ganas en series cortas a las que faltó ceñimiento. Muy digna a la hora de no soltar la muleta en un largo atropello de la vaca, clara muestra de un valor que atesora.

Guillermo Plasencia pegó pases a favor de la buena vaca sin mandar. Esta sucesión de pases provocó que la vaca se fuera imponiendo hasta complicarle el conjunto.

SEXTA VACA

Félix Arévalo sufrió la terrible mansa que cerró la tienta. Tuvo el mérito de ponerse.

Javier Royo no lo vio y pasó un trago que debe superar si quiere continuar con su profesión

Álvaro Alarcón se mostró valiente ante una vaca de tragantón poniéndose sin mirar pese a los golpes. Se echó de menos bajar más la mano y poderla teniendo en cuenta que él sí contaba con el valor y oficio para haberlo hecho

Antonio Zurdo sufrió la mala suerte de no poder hacer nada. El salmantino, con la vaca ya negada a todo, lo intentó sin opción alguna.

Cronica de .www.Patrimoniotaurino.com

Fotografia de  www.Patrimoniotaurino.com