CLAUSURA DE LAS XXX JORNADAS TAURINAS DE TARAZONA DE LA MANCHA

En la mañana del domingo 27 de enero, han tenido lugar en el cine Sanchiz los dos últimos actos de las Jornadas Taurinas de Tarazona de la Mancha que anualmente organiza su Peña Taurina.

A las 11:00, dio un concierto la Unión Musical “La Lira” de la cercana localidad de Villalgordo del Júcar, bajo la dirección de D. Alberto Cuartero Blesa.

Tras su finalización, a las 12:00 comenzó una charla – coloquio con la participación de la periodista Juani Serrano, la presidenta de la plaza de toros de Albacete, Genoveva Armero y la escritora y fotógrafa taurina Muriel Feyner. Abrió el acto D. Isidoro Ruiz, presidente de la Peña Taurina, agradeciendo su presencia a los alcaldes de Tarazona y Villalgordo, a D. José Francisco Roldán (Comisario provincial de Albacete) y al numeroso público congregado.

Como coordinador y director de las Jornadas, el periodista Emilio Martínez presentó a las tres ponentes de la mesa y, a continuación, tomó la palabra Doña Genoveva Armero. Las primeras palabras de la Presidenta de la plaza de toros de Albacete, fueron para agradecer su presencia al comisario Roldán y el apoyo que le ha dado estos años previos a su designación como Presidenta. Continúa hablando de los diferentes reglamentos autonómicos existentes y menciona que el de Castilla La Mancha se rige por el nacional, definiéndolo como un reglamento “presidencialista”. Tras explicar brevemente cuales son las funciones de los asesores de presidencia, afirma que la principal función del presidente es velar por la integridad del toro y por el interés del público.

En cuanto al toro, la Presidenta dice que el Reglamento exige que todo toro que se vaya a lidiar ha de estar inscrito en un registro (el del Libro Genealógico de la Raza Bovina de Lidia), lo cual se comprueba mediante documentación. Explica que el Reglamento establece que los animales a lidiar han de tener los siguientes rangos de edad: 4-6 años para corridas de toros, 3-4 años para novilladas picadas y 2-3 años para novilladas sin picadores. En cuanto a los festejos de rejones la edad de las reses esta comprendida entre los 3 y 6 años. Menciona que el Reglamento exige unos pesos mínimos en función de la categoría de la plaza y tipo de festejo. En plazas de tercera categoría, el peso minimo sera de 258 Kg. en canal para toros y para novillos es  un máximo de 270 kg en canal. Otra de las funciones del Presidente es decidir si un animal cumple con el trapío suficiente, afirmando que esto del trapío es un concepto subjetivo, ya que hay que tener en cuenta las características de la plaza, no sólo su categoría administrativa, y el encaste al que pertenece el animal a lidiar.

A continuación, Doña Genoveva, explica los diferentes controles y reconocimientos, por orden cronológico, que se le realizan al toro. En primer lugar, está el desembarque (que es la llegada de los toros a la plaza, que han sido transportados dentro de cajones en camión), el cual debe efectuarse 24 horas antes del festejo, aunque, con permiso de la autoridad, se hacen desembarques con mayor antelación, para facilitar la recuperación de los toros del estrés del viaje en los corrales de la plaza. En el momento en el que llegan los toros a la plaza, se revisa la documentación que viene con ellos: guías de sanidad y el certificado de inscripción en el Libro Genealógico de la Raza Bovina de Lidia. Seguidamente, se procede al desembarque (salida de los toros de los cajones y peaje individualizado de los animales.

Una vez en corrales, se lleva a cabo el primer reconocimiento de los toros, en el cual, un equipo de tres veterinarios y presidencia observan la integridad de astas, la movilidad, que tengan todos los sentidos intactos. Tras este reconocimiento, los veterinarios emiten un informe donde dan su opinión fundamentada, pero la decisión última de si un toro es apto o no para su lidia es del presidente. En opinión de Doña Genoveva, esto no debería ser así, puestos que considera que los veterinarios son los verdaderos especialistas en animales

La Presidenta explica que el segundo reconocimiento de los toros es igual que el primero, sólo que se realiza la mañana del festejo, previamente al sorteo. Cuenta que los representantes de los toreros observan a los toros y establecen los lotes (grupos de dos toros) que se van a sortear, estos lotes se apuntan en tres papeles de fumar, los cuales se doblan formando una bolita y se introducen en un sombrero, del cual, por orden de antigüedad del torero se van extrayendo de uno en uno por parte de sus representantes. Una vez finalizado este sorteo, los representantes de los toreros eligen el orden en que se van a lidiar los toros que les han tocado y se toma nota de ello. Dice que el orden de salida de los sobreros lo suele hacer el presidente, aunque las figuras suelen establecer sus prioridades y que, en Albacete la costumbre es que haya dos sobreros, pese a que el Reglamento establece que, por ser plaza de segunda categoría, sólo se requiere un sobrero

La periodista Juani Serrano comienza su participación agradeciendo su presencia a los asistentes y mostrando su orgullo por participar en unas jornadas que vio nacer, ya que ella es natural de Tarazona, y que cada día son más exitosas. Continúa hablando de la afición transmitida por su madre y menciona

al crítico taurino Emilio del Rey, que fue quien le dio las primeras oportunidades. Prosigue contando que, en sus inicios, en algunos periódicos nadie quería informar de toros y que fue el curso de periodismo taurino realizado en la Complutense lo que acabó de hacerle decantarse por la información taurina, aunque también hacía información general y deportes. En 2012 entró en Onda Cero Albacete, al quedar una plaza vacante, donde continúa ofreciendo información taurina y deportiva. Sobre sus inicios profesionales, concluye diciendo que como mujer y joven nunca ha tenido problemas a la hora de poder ejercer sus tareas informativas. Juani nos contó también que, desde hace dos años es asesora artística de la plaza de Tarazona. Para finalizar, habló de su trabajo en el “capítulo” de la Fundación Toro de Lidia en Albacete y realizó un llamamiento a remar todos en la misma dirección frente a los ataques que sufre la Tauromaquia

La escritora y fotógrafa Muriel Feyner manifestó estar impresionada por la numerosa asistencia y también la presencia de gente joven. Mostró su admiración por lo bonito que es Tarazona de la Mancha, de la que había escuchado hablar, pero era la primera vez que la visitaba, añadiendo que quiere venir a su Feria de agosto. Muriel Feyner, nacida en Nueva York y sin ningún contacto con el mundo rural, según sus propias palabras, llegó a España siendo una joven estudiante que, como turista, quería conocer tradiciones como las corridas de toros y el flamenco. Cuenta que a su primera vez en Las Ventas fue con ideas preconcebidas sobre la sangre, el personaje oscuro que le parecía el torero, pero que cuando salió el toro le impresionó tanto su fuerza y luego la belleza de la verónica, que aquello le hizo quedarse sentada en vez de irse, como tenía pensado hacer. Cuando volvió a Nueva York contactó con su Club Taurino, donde conoció a aficionados de los que aprendió mucho y comenzó

a leer a Hemingway. Hace un inciso en su relato para defender la figura del escritor, como gran divulgador de la tauromaquia en el mundo anglosajón. Pocos años después, tras graduarse, Muriel volvió a Madrid con la intención de seguir aprendiendo de toros. Una de las primeras cosas que hizo fue escribir una carta a D. Livinio Stuyck, empresario de Las Ventas, para preguntarle por peñas taurinas con la intención de ingresar en alguna de ellas, su sorpresa fue enorme cuando recibió una carta de respuesta en la que le decía que las peñas taurinas no admitían mujeres (eran los primeros años 70). Pero D. Livinio le puso en contacto con la Peña del 7, que pese a decirle que no podían admitirla, la animaron a crear su propia peña, así, con la ayuda del periodista Rafael Campos de España, fundó el Club Internacional Taurino. De cómo era la vida de la mujer en España en aquel tiempo cuenta la anécdota de que le pidieron la firma de su marido o su padre para abrir una cuenta bancaria y que, el encontrarse en el banco con el matador de toros El Viti, al cual ya conocía, le ayudó a abrir esa cuenta.

Muriel Feyner declara que se considera más escritora que fotógrafa, habiendo llegado al mundo de la fotografía por la necesidad de fotos para poder ilustrar su primer libro sobre turismo. Continúa hablando de su primer libro taurino «La mujer en el mundo del toro», donde habla de toreras, ganaderas, empresarias, artistas y otras mujeres relacionadas con el toro por su profesión. Afirma que las circunstancias han cambiado mucho desde entonces y que la mujer, a la que en aquel tiempo no se le permitía siquiera entrar al callejón, hoy ya tiene su sitio. Añade que, en la última edición habla también de periodistas, presidentas, nuevos puestos que ocupa actualmente la mujer en el toro, aunque el lugar más complicado sigue siendo el ruedo, pero que «difícil no quiere decir imposible». Calcula que de 1.500 mujeres que aparecen en sus libros por haber querido ser toreras (ella prefiere usar la palabra torera y no torero para referirse a las

mujeres que torean), sólo 18 han llegado a tomar la alternativa. Señala como toreras más destacadas a la Pajuelera, Juanita Cruz, su ídolo Conchita Cintrón, Ángela Hernández y su lucha (no solo consiguió que la mujer toreara, sino que pudieran ejercer profesiones de riesgo), Maribel Atiénzar (según Muriel, la primera que demostró que una mujer puede con un toro). Y finaliza su relación nombrando a Cristina Sánchez y Mari Paz Vega, de esta última opina que injustamente no se le ha dado importancia en España, cuando es un ídolo en América. Termina diciendo que no está de acuerdo con cuotas, que las mujeres han de estar por su capacidad

Antes de dar paso a las preguntas de los aficionados, Emilio Martínez menciona a Miguel Ángel Martínez Montañés como el jurista que abrió las puertas a los aficionados como asesores taurinos y poder presenciar sorteos. Sobre la presencia femenina en la mesa, señala que en Tarazona ya hubo una pionera, Doña Ana Tébar Delgado, que formó parte de la comisión impulsora de la construcción de su más que centenaria plaza de toros.

Emilio Martínez pregunta a la Presidenta por los análisis de pitones de toros para análisis de posibles afeitados en Albacete, a lo que Doña Genoveva le responde que no se ha hecho últimamente porque no se dispone del material necesario para asegurar la correcta toma de muestras ni garantizar una correcta cadena de custodia, pero que ella ha emitido los correspondientes escritos informando de esta circunstancia. Una persona del público afirma que en 2014 se tomaron muestras de una corrida lidiada de Montalvo y que se dictaminó que no había manipulación

un aficionado pregunta a Doña Genoveva por las iregularidades cometidas con la  corrida de la ganadería de D. Daniel Ruiz en la última Feria de Albacete. La Presidenta, tras afirmar que ella no formaba parte del equipo gubernativo responsable de ese festejo, justifica que se tuvo que traer la corrida la misma mañana del festejo debido a la detección de algunas vacas enfermas y que se actuó de acuerdo a la normativa de sanidad animal, no incumpliéndose ninguna ley.

Emilio Martínez pregunta a Muriel Feyner qué argumentos emplea ella frente a los antitaurinos. Le responde que les dice que primero vayan a presenciar una corrida de toros, que no se puede estar en contra de lo que no se conoce. También que les intenta explicar que es un arte y que, si no se lidiaran en plazas de toros, se matarían con 10 meses, como el ganado manso. Continúa diciendo que no le gusta la palabra animalista, ya que a ella le gustan los animales y tiene gato, no perro porque su marido considera que no es justo para un perro estar encerrado en un piso. Dice creer que el toro no sufre, puesto que la naturaleza del toro es luchar, y que ha hablado con su marido (que fue banderillero) sobre las cogidas y él le contaba que no sentía dolor, que reconocía la cornada por el calor de la sangre. Finaliza opinando que el valor ecológico de la dehesa y la magnificencia del toro en el campo es algo que no ha sabido defender el mundo del toro.

Otro aficionado pregunta a Juani Serrano su opinión sobre si la crónica taurina debe ser crítica o simplemente relacionar hechos. Ella le responde que cree que se debe hacer también crítica, aunque hay que hacerlo con cuidado y tratando de ser objetivo.

Las ultimas preguntas son para la presidentas sobre la figura del asesor artistico, los indultos en plazas de tercera y qué es casta y bravura. Doña Genoveva hace una breve reseña histórica sobre la figura del asesor artístico, diciendo que en 1836 ya aparece  la figura del asesor técnico (para asesorar a los alcaldes y gobernadores que presidían las corridas y no tenían conocimientos sobre la lidia) y que 1962 pasa a denominarse asesor técnico en materia artística. Sobre su labor actual, dice que asesoran sobre el momento oportuno de cambiar los tercios, la colocación de la espada tras la estocada y otros detalles de la faena. Se muestra partidaria del indulto en plazas de tercera, siempre que el toro lo merezca. Y, sobre la casta opina que va en la genética y la bravura ya es el comportamiento, siendo la suerte de varas una de las formas de medir la bravura  junto a la muleta.

Y tras esta última intervención, se cierran las XXX Jornadas Taurinas de Tarazona de la Mancha, tituladas “¡Que salga el toro!” y se entrega un recuerdo de la Peña Taurina a las tres participantes de la mesa.

Cronica de Mercedes Rodriguez

Fotografias de Mercedes Rodriguez