El matador de toros, ganadero, apoderado y empresario Gregorio de Jesús ha emitido un comunicado a raíz del percance que tuvo días pasados con un toro en su propia finca. 

En su emotiva carta, no solo no muestra ningún rencor al astado, sino que demuestra el profundo amor que siente por los toros.  Unos animales que han sido, son, y serán el centro de su vida. Todo un ejemplo y una lección.

CARTA A UN AMIGO, A UN COMPAÑERO.

 Querido amigo:

Hace 2 semanas me heriste de gravedad, casi pierdo la vida entre tus pitones.

Afortunadamente estoy fuera de peligro pero no te odio por ello, ni te guardo rencor, ni busco vengarme de ti. No eres culpable de nada, hiciste lo que tenias que hacer, demostrar lo que la naturaleza te ha dotado. Con nobleza de frente y por derecho sacaste lo que ningun animal posee, raza, bravura, y casta.

Estoy muy orgulloso de ti, de tener un amigo como tu ( algunos pensaran que estoy loco), pero tu me entiendes, un amigo que da la cara con honradez, de frente y mirandote a los ojos, nunca me vas a traicionar,  porque no conoces esa palabra, como hacemos los humanos y por eso te valoro y te amo.

Prometo cuidarte todo el tiempo que la vida nos una y defenderte ante los ataques traicioneros de aquellos que bajo la falsa bandera del animalismo lo unico que pretenden es robarte tu identidad, tu naturaleza imponente de nobleza y bravura. Te agradezco el regalarme algo tan bonito como tu amistad y prometo seguir luchando por preservar tus valores y darte una buena vida entre los tuyos. Eres el rey de los animales y lo seguiras siendo.

Autor: Gregorio de Jesús