El Betlem de Tirisiti de Alcoy y la fiesta de los toros

El Teatro Principal de Alcoy acoge estos días las representaciones del denominado Betlem de Tirisiti. Se trata de una de las tradiciones más singulares de la navidad alcoyana, que el historiador y aficionado Adrián Espi Valdés recogió en un más que interesante libro. Esta semana comenzaron las programadas para grupos y escolares. Y a partir del 20 de diciembre hasta el 5 de enero, lo serán para el público en general. La compañía teatral La Dependent se encarga de poner en el escenario esta obra.

Se trata de una tradición que se celebra hace cerca de 140 años en esta localidad alicantina. Los inicios de este Betlem de Tirisiti se remontan a la década entre 1870 y 1880, cuando la actual plaza de España reunía hasta tres representaciones similares durante las fiestas navideñas  En su argumento se mezclan las escenas típicas navideñas, como la representación del nacimiento y la cabalgata de los Reyes Magos, junto con costumbres locales, como las fiestas de Moros y Cristianos, todo desde un punto de vista presidido por la ironía y la crítica.

Entre ellas, destaca el protagonismo del toreo en una de las escenas. Y es que en ella aparece el que fuera matador de toros alcoyano Andrés Coloma Clásico. Un espada que tomó la alternativa en la plaza de toros de Xátiva el día 30 de septiembre de 1928, de manos de Vicente Barrera con Enrique Torres de testigo, lidiando toros de José Bueno. Algunas de las industrias alcoyanas usaron el seudónimo Clásico para denominar varios artículos como el papel de fumar o el típico café licor de la ciudad. Y también Tirisiti el ventero, el protagonista de la representación, da unos pases de muleta a una vaquilla.

Este Betlem fue declarado Bien Inmaterial de Interés Cultural por la Generalitat Valenciana en 2002. Se prevén más del centenar de representaciones para escolares y otro centenar para el público en general, en las que se darán cita unos 20.000 espectadores.

Cronica de Enrique Amat

Fotografias de Enrique Amat

 

3