Arranca la Feria de Albacete

Una temporada más, la feria taurina de Albacete se revela como una de las más interesantes del año, convocando a una parroquia fiel y a miles de visitantes que tienen a este serial como uno de los clave de todos cuantos se dan cada año en la geografía taurina.

Con los primeros días de septiembre, la feria de Albacete, cuyos orígenes se remontan al 24 de junio de 1564, cuando el cabildo de la ciudad acordó celebrar fiesta de toros en la Plaza del Altozano con motivo de la festividad del patrón de la ciudad, San Juan, vuelve a manifestarse, sin lugar a dudas, como una de las más importantes del panorama taurino nacional: por su extensión, por los nombres que figuran en su cartelería, por el prestigio y presentación del ganado anunciado y por el mayoritario respaldo de público y aficionados, que llena a diario el coso que el pasado año cumplió cien de existencia. Si comparamos con los seriales que coinciden en tiempo y categoría -administrativa- no queda duda de que el abono manchego anda tan por encima como el equipo de Florentino lo está del Albacete Balompié.

Siete corridas de toros, otra de rejones y dos novilladas con picadores es la oferta que este año ha hecho que se formen grandes y largas colas para adquirir entradas para estos festejos que dan forma la feria más importante y significativa de este mes, también el más taurino del año, por mucho que sea agosto el que lleve la fama.
El Juli, infalible a lo largo de las últimas temporadas, y Rubén Pinar, triunfador en esta plaza y feria el pasado año, son los dos diestros que repiten en este serial en el que también estarán Enrique Ponce, Miguel Ángel Perera -otro de los que nunca falla en esta plaza en la que se le tiene ya como propio-, Roca Rey, el gran ídolo de esta temporada, Manzanares, Castella, Talavante o Ventura.
Se da paso a los nuevos nombres que despuntan como Ureña, Garrido, Ginés Marín, Álvaro Lorenzo, Octavio Chacón, Fortes o Pepe Moral y se da mucha cancha a gente de la tierra: además de Pinar actuarán Sergio Serrano, Juan Manuel Munera, Diego Carretero, Cristian Pérez, Adrián Villalba, José Fernando Molina -estos dos últimos harán su presentación con picadores con Sergio Felipe.

Y en cuanto al ganado -el toro es elemento esencial en esta plaza, siendo el de Albacete un animal muy por encima del nivel exigido para una plaza de segunda y así es también este año-, se vuelve a confiar en lo que ha triunfado en los últimos años, como Daniel Ruiz, Alcurrucén, Domingo Hernández o la Quinta y se apuesta por Miura para abrir feria con acento torista.

Es un esfuerzo importante y notable el que hace la empresa responsable de la plaza. El toro es santo y seña, y todos los años se está manteniendo esa línea. El trapío del toro que se presenta es clave. Y en septiembre este tipo de animal es una vuelta de tuerca más para darle esa importancia que el elemento toro tiene en esta feria. Que será de segunda categoría, pero muy próxima en cuanto a presentación para una feria de primera.

Mimbres hay y de excelente calidad, qué duda cabe. Ahora hace falta que todo salga como está planeado para que la de 2018 sea también una gran feria.

 

Cronica de Paco Delgado . Avance Taurino

Fotografias de Mercedes Rodriguez