Algemesí homenajea a Santiago López y Manolo Cortés

El jueves 19 de septiembre se inauguraron en la Sala Municipal de Exposiciones de Algemesí dos muestras taurinas, la primera dedicada al matador de toros Santiago López, que este año ha cumplido 50 años de alternativa, y la segunda con motivo del 75 aniversario de la muerte de Manolo Cortés, novillero que perdió la vida a causa de una cornada sufrida en la plaza de Algemesí.

Las dos exposiciones se podrán visitar a lo largo de toda la “Semana de Toros” (hasta el 29 de septiembre) y están organizadas por la Federación Taurina Valenciana con la colaboración del Ayuntamiento de Algemesí, la Diputación de Valencia, el Museo de la Fiesta y el Museo Taurino de Valencia.

Santiago López nació en la localidad de Alhama de Granada, pero se considera valenciano de adopción porque desde muy joven se estableció en Valencia, donde ha desarrollado su vida profesional y familiar.

Tomó la alternativa en Granada el 8 de junio de 1969. Su padrino fue Diego Puerta con El Viti de testigo. Aquel día cortó un total de cuatro orejas y un rabo. Confirmó doctorado a Madrid dos años después y se mantuvo once temporadas en activo. En 1968 toreó dos tardes en Algemesí consiguiendo salir a hombros.

En su faceta de apoderado Santiago ha dirigido las carreras de toreros como José Antonio Campuzano, Rafi de la Viña, Manolo Carrión, José Tomás, El Fandi, Luis Francisco Esplá, Dámaso González, Rubén Pinar, Juan Bautista, Diego Urdiales, Andy Cartagena, Román o Varea entre otros.

Manolo Cortés nació circunstancialmente en Madrid el 5 de mayo de 1926, aunque siempre se consideró torero valenciano y sintió un afecto muy especial por la plaza que le dio su primera oportunidad, Algemesí, donde había nacido a la vida torera con tan solo 14 años de edad, concretamente en 1940, cuando la Comisión Taurina le consiguió una vaca que le sirvió como prueba de fuego.

Después toreó como novillero en 1942, 1943 y también en 1944 a pesar de encontrarse a las puertas de la alternativa. Manolo era en aquel momento uno novillero puntero y en esta plaza se anunció dos tardes, la del 28 y 29 de septiembre, pero solo pudo hacer el paseíllo en la primera de ellas porque el novillo Bellaflor, de la ganadería de José Tomás Frías, le infirió una cornada de 20 centímetros en el muslo izquierdo.

Después de una primera intervención y ante la magnitud de la herida se decidió con presteza su traslado en Valencia. A pesar de las posteriores operaciones, dos días más tarde se le tuvo que amputar la pierna después de la aparición de una gangrena gaseosa. Pero su estado empeoró alarmantemente en pocos días y Manolo Cortés acabó muriendo el 14 de octubre. Ha sido la única víctima mortal en Algemesí en cuanto a toreros se refiere.

Crònica de Carlos Bueno

Fotografias de Tauroimagenplus