ACTUA VISITA LA FINCA DEL REJONEADOR JUAN MANUEL MUNERA

Hace dos meses conocíamos a ACTUA, la recién creada Asociación Cultural Taurina Universitaria de Albacete, y contábamos sus proyectos en esta página. Y el pasado sábado les acompañábamos a su primera actividad de campo que fue una visita a la finca del rejoneador Juan Manuel Munera en Villarrobledo. También contamos con la compañía de Úrsula Luque, Coordinadora y Secretaria de la Tauromaquia en Castilla  La Mancha por el Partido Popular.

Nos encontramos a Juan Manuel Munera terminando el entrenamiento con su caballo “Romance” en el picadero cubierto de la finca. Tras bajar del caballo, nos saluda y nos enseña uno a uno a todos sus caballos, que se encuentran en amplios y limpios boxes. Saca a uno de sus caballos estrella, llamado “Dámaso”, para que todos puedan hacerse una foto con ellos. “Dámaso” es un precioso luso-árabe que sale en el tercio de banderillas, con una expresión muy torera y mucho temple, haciendo honor al matador de toros al que le debe el nombre. Dámaso posa pacientemente junto a su dueño como todo un profesional, tanto en las fotos individuales como en la de grupo.

Tras hacernos la foto de grupo, salimos a conocer las demás instalaciones de la finca, vemos los cercados con las yeguas de cría y los potros y los corrales donde se encuentran el buey que se usa para manejar el ganado y unas becerras que dentro de algún tiempo servirán para entrenar a los caballos. También hay una vaca brava y un novillo bravo, que se han acostumbrado a ver a los caballos y no les embisten, pero desempeñan la importante misión de quitarle a los caballos el miedo al toro. Después entramos en la amplia y cuidada plaza de tientas y subimos al palco, habilitado como salón.

Una vez finalizada la visita a las instalaciones, volvemos al picadero y vemos a Juan Manuel entrenar a dos de las jóvenes promesas de su cuadra, un lusitano castaño y un luso-árabe bayo, que aún no tienen nombre. El castaño se está entrenando para banderillas y el último tercio, a la espera de que defina sus aptitudes para uno u otro tercio. El bayo parece destinado a parar los toros, en el tercio de salida. Juan Manuel tiene previsto que debuten a lo largo de la temporada que está a punto de empezar, nos cuenta que hará su primer paseíllo el próximo 3 de marzo en la albaceteña plaza de Tobarra, en un festival benéfico a favor de la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer). Podemos apreciar el cuidado que pone el rejoneador en el entrenamiento de sus caballos, siguiendo las pautas de la doma clásica, buscando la flexibilidad y descontracción del caballo, para ir adquiriendo contacto e impulsión poco a poco y ya comenzar a practicar los movimientos que ejecutará delante de la cara del toro, a veces con carretón y otras veces simplemente con la ayuda de una persona que correrá detrás de él con una fusta en la mano. Y al terminar el entrenamiento, unas vueltas al paso para que el caballo estire y vuelva relajado a su cuadra, tras pasar por la ducha (que, en invierno, debido al frío manchego, se hace con agua de termo).

Pasan ya las 14:30 cuando Juan Manuel, que lleva montando toda la mañana, se baja del caballo y tenemos un ratito de charla donde nos cuenta sus inicios y su trayectoria. Sin antecedentes taurinos en su familia, aunque sí eran aficionados, Juan Manuel recuerda que de niño ya jugaba a ser rejoneador con caballos inventados. Algunos veranos después, comenzó a tomar clases de Equitación y a montar con el rejoneador Rubén Sánchez. En 2009, llegó a las instalaciones de Pablo Hermoso de Mendoza y estuvo con él durante tres años, “Pablo fue mi maestro y él me enseñó casi todo lo que sé”, nos cuenta. Posteriormente estuvo con Diego Ventura (“del que también aprendí muchísimo”) y el 13 de septiembre de 2015, éste era el testigo de su alternativa, de manos de Sergio Galán, en la plaza de toros de Albacete. Juan Manuel supo estar a la altura de las circunstancias y convenció a la afición albaceteña, cortando una oreja en cada toro y saliendo a hombros por la puerta grande. Volvió a torear en la Feria de 2016, cortando las dos orejas a su segundo toro y repitiendo puerta grande. Tras su ausencia en la Feria de 2017, retornó el 9 de septiembre de 2018, cortando una oreja en su primer toro y dejándonos con ganas de seguir viéndolo, ya que durante la lidia del cuarto toro, cayó una torrencial lluvia que dejó el ruedo totalmente impracticable, por lo que tuvo que suspenderse el festejo.

Juan Manuel Munera es un torero a caballo de concepto clásico, que no recurre a efectismos, y que se está abriendo paso poco a poco en este difícil mundo, en el que los jóvenes lo tienen complicado para acceder a las grandes ferias. Nos habla de que se ha ido forjando poco a poco en los pueblos, donde ha ido adquiriendo la experiencia necesaria para poder actuar en las plazas importantes. Entre sus objetivos más inmediatos se encuentra la plaza de toros de Las Ventas, donde aspira a triunfar para situarse en los primeros puestos del escalafón y torear en todas las ferias. De sus caballos, nos cuenta que los suele comprar depotros,cerriles o simplemente “echados p’alante”, tanto por razones económicas (los caballos toreros contrastados tienen unos precios inaccesibles para los nuevos rejoneadores) como por el hecho de que prefiere “hacerlos” él mismo y amoldarlos a su forma de montar y su concepto del toreo a caballo. Trata de buscarlos de líneas “toreras”, aunque, como él mismo declara, “que sus antepasados hayan sido toreros, no te garantiza que un caballo sirva para torear”.     

Desde estas líneas, queremos desear a Juan Manuel Munera el mayor de los éxitos en todas sus actuaciones en esta temporada y agradecerle que nos abriera amablemente las puertas de su casa, atendiéndonos a nuestras preguntas. Y, por supuesto, muchas gracias también a ACTUA y a Úrsula Luque, por su entusiasta trabajo en la defensa, promoción y difusión de la Tauromaquia.

Cronica de Mercedes Rodriguez

Fotografias de Mercedes Rodriguez